Conozca sus derechos

Reseña

En los EE.UU., todos tienen ciertos derechos garantizados por la Constitución, independientemente de su condición migratoria. No siempre se puede evitar un encuentro con un agente de inmigración o las fuerzas del orden. Es importante conocer y practicar estos posibles encuentros para que usted y sus amigos, familiares y colegas estén preparados para cualquier situación. Si comprende sus derechos fundamentales y cómo usarlos, podrá defenderse y responder en forma apropiada si tiene un encuentro con la policía o los agentes de inmigración.

Tarjetas rojas

¿Está preocupado por no acordarse de sus derechos o de qué va a decir algo incorrecto en un encuentro con agentes migratorios? Las tarjetas rojas son como tarjetas de negocio útiles que puede entregar a un agente si lo enfrenta en público, o deslizar debajo de la puerta si toca la puerta y comienza a hacerle preguntas. Las tarjetas rojas contienen sus derechos bajo la Constitución y una declaración de que está ejerciendo su derecho a permanecer en silencio.

¿Está preocupado por no acordarse de sus derechos o de qué va a decir algo incorrecto en un encuentro con agentes migratorios? Las tarjetas rojas son como tarjetas de negocio útiles que puede entregar a un agente si lo enfrenta en público, o deslizar debajo de la puerta si toca la puerta y comienza a hacerle preguntas. Las tarjetas rojas contienen sus derechos bajo la Constitución y una declaración de que está ejerciendo su derecho a permanecer en silencio.

Pasos para usar las tarjetas rojas:

  • Imprima la tarjeta roja.
  • Coloque la tarjeta roja en su billetera, cartera o bolsa.
  • Si un agente se le acerca en público y lo interroga, pregunte si puede sacar su tarjeta roja de la billetera para mostrársela.
  • Si un agente viene a su casa, deslice la tarjeta bajo la puerta de entrada para que el agente la recoja o sosténgala en la ventana para que la pueda leer.

Sus derechos dentro de su casa

En toda interacción con los agentes de inmigración o las fuerzas del orden, lo más importante que tiene que recordar es lo siguiente:

  • Mantenga la calma
  • Permanezca en silencio (no mencione dónde nació o cómo ingresó a EE.UU.)
  • Anote los detalles de la conversación y los nombres de los agentes
  • NO intente escaparse
  • Pida hablar con su abogado antes de firmar un documento o responder a una pregunta
  • Si dice algo, no mienta.

Su casa tiene protecciones especiales que los espacios públicos no tienen. Es importante que comprenda estas protecciones para poder manejar un encuentro con un agente de inmigración que viene a su casa y potencialmente evitar algún daño.

Si ICE toca la puerta de su casa o apartamento y le pide permiso para entrar, no abra la puerta. ICE solo puede entrar si tiene una orden judicial de registro o arresto válida, con su nombre y/o dirección correcta, firmada por un juez.

Pídale al agente que le deslice la orden debajo de la puerta o la sostenga contra la ventana para que la pueda examinar. ICE en general tendrá una orden de deportación o remoción, que está firmada por un funcionario de inmigración, no un juez, y NO da permiso para entrar en una casa, aunque tenga su nombre o el de otro ocupante de la casa, a menos que usted los deje entrar. Si esta es la única orden que tienen, NO debería abrir la puerta.

Si decide abrir la puerta no quiere decir que les está dando permiso al agente para entrar en su casa, pero los agentes pueden decir más tarde que les dio permiso.

Si el agente se niega a presentarle una orden, dígales que porque no ha demostrado tener una orden válida, usted está ejerciendo su derecho constitucional y no le abrirá la puerta.

Para que una orden de registro sea válida tiene que cumplir con los siguientes criterios:

  • Tiene que estar firmada por un juez, NO un funcionario de inmigración
  • Tiene que tener la dirección de la casa a registrar
  • Tiene que describir el área a registrar

Tiene los mismos derechos si vive en un apartamento que si vive en una casa. ICE no puede obligar al propietario a abrir su puerta de entrada si usted se niega, porque no tiene una orden válida.

  • Mantenga la calma y llame a un abogado de inmediato.
  • No les diga nada excepto lo siguiente: “Tengo derecho a permanecer en silencio”.
  • No firme ningún documento. No está obligado a firmar nada sin que su abogado esté presente.
  • Grabe el incidente con un teléfono o cámara y anote el número de insignia del agente, el nombre de su agencia y el nombre completo del agente, como también los detalles de todo lo que ocurra.
  • Si le piden que deje de grabar, le recomendamos que deje de hacerlo para evitar que la situación se salga de cauce. En su lugar, tome notas mentales y anótelas inmediatamente después del incidente.
  • Si lo detienen y tiene hijos menores de edad que son ciudadanos de EE.UU., puede informarles a los agentes sobre este detalle, ya que eso podría afectar su decisión de detenerlo. Por otro lado, si sus hijos son indocumentados, no lo mencione para evitar que ICE también detenga a sus hijos.

¿Está preocupado por no acordarse de sus derechos o de que va a decir algo incorrecto en un encuentro con agentes migratorios? Las tarjetas rojas son como tarjetas de negocio útiles que puede entregar a un agente si lo enfrenta en público, o deslizar debajo de la puerta si toca el timbre y comienza a hacerle preguntas. Las tarjetas rojas contienen sus derechos bajo la Constitución y una declaración de que está ejerciendo su derecho a permanecer en silencio. Puedes ver más información sobre estas tarjetas aquí o simplemente imprimirlas ahora.

Sus derechos fuera de su casa

En toda interacción con los agentes de inmigración o las fuerzas del orden, lo más importante que tiene que recordar es lo siguiente:

  • Mantenga la calma
  • Permanezca en silencio (no mencione dónde nació o cómo ingresó a EE.UU.)
  • Anote los detalles de la conversación y los nombres de los agentes
  • NO intente escaparse
  • Pida hablar con su abogado antes de firmar cualquier documento o responder a una pregunta

Un encuentro con agentes de inmigración fuera de su casa puede causar presiones y restricciones adicionales. Es importante que esté familiarizado con sus derechos y que practique sus respuestas para que, si alguna vez lo interrogan, pueda permanecer tranquilo y responder adecuadamente.

ICE solo puede arrestarlo en un lugar público, como un parque o una calle, si tiene una orden de arresto con su nombre. De lo contrario, para detenerlo tiene que tener pruebas de que no es ciudadano de EE.UU. Es importante que guarde la calma y que no trate de escapar.

Si un agente lo para, pregúntele lo siguiente: “¿Me va a arrestar o detener?” Si el agente le dice que no, pregunte: “¿Me puedo ir, entonces?” Si dice que sí, aléjese con calma. Si lo arrestan, pida hablar con su abogado. Recuerde que tiene el derecho a permanecer en silencio y negarse a que lo registren. No tiene que firmar ningún documento sin su abogado presente.

Si los agentes de inmigración tratan de entrar en su lugar de trabajo para hacer una redada o detener a alguien, recuerde los derechos básicos anteriores. Trate de hacer un plan con sus compañeros de trabajo para que todos permanezcan en calma, no se escapen y se queden callados.

Tenga en cuenta que los empleadores no están obligados a dejar que nadie entre en el edificio sin una orden de registro o arresto. Esto puede ser un buen tema para discutir con su empleador, para que comprenda cuáles son sus derechos y proteger mejor a sus empleados.

Si lo paran mientras está manejando, muéstrele a la policía su licencia de manejar (si no tiene una licencia válida, NO debería estar manejando). Si le piden, múestreles su matrícula del carro y comprobante de seguro. Después de eso, no hace falta que diga nada más. Si un agente de policía o inmigración le dice que quiere registrar su carro, usted se puede negar a dar consentimiento al registro. Pero si la policía cree que su carro contiene pruebas de un delito, su carro puede ser registrado sin su consentimiento.

Es ilegal que los agentes del orden lo paren, registren, detengan o deporten solo debido a su religión, raza, nacionalidad, sexo, origen étnico o creencias políticas.

No obstante, los agentes del orden en un aeropuerto o cruce de fronteras en general tienen la autoridad para registrar todas las maletas y hacerle preguntas sobre su ciudadanía e itinerario de viaje, si bien es poco común que los agentes le hagan preguntas sobre su ciudadanía si simplemente está volando dentro del país (entre ciudades o estados de EE.UU.). Si lo detienen en un aeropuerto, debe pedir hablar con un abogado, no firmar ningún documento y permanecer en silencio.

Es importante que solo haga un viaje en avión si tiene un documento de identidad estatal o federal válido (no vencido). TSA acepta los siguientes documentos de identidad: licencia de manejar emitida por el estado, documento de identidad estatal, pasaporte de su país de origen, o tarjeta de EAD (permiso de trabajo) de DACA.

¿Está preocupado por no acordarse de sus derechos o de que va a decir algo incorrecto en un encuentro con agentes migratorios? Las tarjetas rojas son como tarjetas de negocio útiles que puede entregar a un agente si lo enfrenta en público, o deslizar debajo de la puerta si toca el timbre y comienza a hacerle preguntas. Las tarjetas rojas contienen sus derechos bajo la Constitución y una declaración de que está ejerciendo su derecho a permanecer en silencio. Puedes ver más información sobre estas tarjetas aquí o simplemente imprimirlas ahora.

Cómo prepararse para una redada de inmigración

Es importante estar preparado y conocer sus derechos y los de su familia en caso de una redada u otro encuentro con ICE o la policía local.

Todos tienen derechos bajo la constitución de los EE. UU. Que usted puede ejercer en tal situación. También hay una serie de medidas que puede tomar antes de cualquier encuentro para minimizar el pánico, la separación familiar y la pérdida de activos financieros. Las siguientes guías brindan información útil sobre cómo prepararse y cómo responder a una redada en su hogar, lugar de trabajo o en un espacio público.

Encuentra más información y recursos aquí.

 

  1. Mantén la calma y no huyas
  2. Permanezca en silencio o dígale al agente de ICE que desea permanecer en silencio. Si hablas, no mientas.
  3. Pide hablar con un abogado
  4. NO firme ningún documento ni responda preguntas sin la presencia de su abogado
  5. Registre los detalles y los nombres de los oficiales

Encuentra más información y recursos aquí.

Qué hacer si usted o un conocido es arrestado

Si es indocumentado o tiene preguntas sobre su condición migratoria, debería buscar inmediatamente un abogado de inmigración o a un representante acreditado del Departamento de Justicia para que lo represente y asesore. Las leyes de inmigración son complicadas y un abogado puede ayudarle a comprender si tiene algún recurso legal o si debería nombrar a un representante legal para sus hijos por si llega a ocurrir algo. Se estima que 1.2 millones de gente indocumentada podrían obtener algún tipo de solución legal para su condición migratoria, así que se recomienda que vaya a ver a un abogado.

Encuentra más materiales y recursos en encuentre un abogado de confianza.

Si sospecha que sus derechos civiles o los de un ser querido han sido violados por ICE o los agentes de inmigración, comparta sus sospechas y cualquier documentación que tenga al respecto (fotos, número de insignia del agente, videos, notas) con su abogado, ya que puede fortalecer su caso.

También debería reportar la violación al gobierno federal presentando una queja ante la Office for Civil Rights and Civil Liberties (Oficina de Derechos Civiles y Libertades Civiles) (puede obtener más información y formularios aquí).

El hecho de que lo hayan detenido no quiere decir que ya no tenga derechos. De hecho, los individuos bajo custodia tienen los siguientes derechos básicos:

  • El derecho a hablar con un abogado
  • El derecho a hacer una llamada telefónica
  • El derecho a llamar y/o hablar con su consulado
  • El derecho a permanecer en silencio
  • El derecho a negarse a firmar cualquier documento sin hablar con su abogado
  • El derecho a copiar todos los documentos relacionados con su caso de inmigración, como su Aviso de comparecencia
  • El derecho a solicitar una fianza
  • No hable de su condición migratoria o antecedentes penales con nadie, excepto con su abogado

 

Si lo detienen, permanezca en calma y solicite hacer una llamada a su abogado o a un familiar cercano.

Muchas personas sin ciudadanía que son detenidas por problemas de inmigración pueden salir en libertad bajo fianza, a menos que estén sujetas a detención obligatoria y por lo tanto “inelegibles para fianza”. Si está detenido por problemas de inmigración y a la espera de actuaciones de remoción, puede solicitar una audiencia al juez de inmigración para considerar su fianza, ya sea oralmente durante la actuación de remoción o por medio de una moción escrita. Puede solicitar verbalmente una audiencia para determinar la fianza en su primera audiencia programada en la corte, frecuentemente llamada audiencia del calendario maestro. Sin embargo, si está en detención por más de unos días sin haber recibido un aviso de audiencia, puede solicitar por escrito una audiencia para determinar la fianza.

Breve reseña sobre la fianza:

  • La fianza es la cantidad de dinero que usted, un pariente o amigo puede pagar a la corte para que lo dejen en libertad. Ese dinero será reembolsado si asiste a todas las audiencias programadas en la corte y cumple con la orden final del juez. Si falta a una audiencia en la corte, el dinero será confiscado.
  • El pago de la fianza puede permitir que el individuo detenido pueda regresar a vivir con su familia mientras espera la audiencia en la corte.
  • Es importante preguntarle a ICE si han publicado el monto de fianza para un individuo detenido. Si lo han hecho, trate de pagarla. Si no, preguntele si es porque el individuo es “inelegible para fianza” o simplemente porque no se ha determinado el monto todavía. Si una persona es inelegible, es poco probable que el juez otorgue la fianza. No obstante, si el monto no se ha fijado todavía, pídales que lo determinen lo más antes posible, para que pueda pagarlo y el individuo detenido sea libertado. A veces es útil explicar por qué es importante que alguien sea libertado. Por ejemplo, si el detenido tiene un hijo, es importante que pueda volver a su casa para cuidar de su hijo.
  • Todos detenido tienen derecho a una “audiencia de fianza”, donde un juez de inmigración determina el monto de la fianza. Si el monto inicial proporcionado por ICE parece demasiado alto, o si ICE dice que es inelegible para la fianza, pero usted cree que es incorrecto, usted o su abogado pueden solicitar una audiencia de fianza para apelar y solicitar un monto menor. No obstante, el juez también puede aumentar la fianza durante la audiencia si surge nueva información en su contra, así que tiene que ser precavido.
  • Si está en detención obligatoria, eso quiere decir que es “inelegible para fianza”. Frecuentemente esto se debe a que el individuo detenido tiene antecedentes penales. Si no tiene antecedentes penales, tiene una mayor probabilidad de que le den una fianza.
  • Para pagar la fianza en nombre de un individuo detenido, el individuo que hace el pago tiene que estar viviendo en EE.UU. legalmente y mostrar un documento de identidad.
  • El pago se tiene que hacer en la oficina local de ICE por medio de un cheque de cajero a nombre de “Department of Homeland Security”. No se acepta efectivo o un cheque personal. La persona que paga la fianza debe mostrar su tarjeta del Seguro Social y un documento de identidad, como también proporcionar su nombre, fecha de nacimiento, y número de extranjero (número A) de la persona detenida.

Comparta con un abogado los detalles de su caso o del caso de su ser querido para ver si puede salir en libertad bajo fianza. Puede encontrar un abogado aquí. 

Fuentes: Immigration Detention 101: Information for Detainee’s Family and Friends (Introducción a la detención de inmigración: Información para los familiares y amigos del detenido); Can I pay a bond to get a relative out of immigration detention? (¿Puedo pagar una fianza para que un pariente salga en libertad?)

Los derechos de los residentes permanentes legales

Los residentes permanentes legales tienen una serie de derechos bajo la Constitución y las leyes de inmigración existentes. Solo un juez de inmigración puede quitarles su residencia permanente. Nunca firme ningún documento donde renuncie  su residencia permanente sin consultar con un abogado.

Los residentes permanentes legales tienen

  • permiso para trabajar legalmente en Estados Unidos
  • pueden recibir ciertos beneficios públicos
  • el derecho a viajar dentro y fuera de Estados Unidos

Si lo condenan por un delito le pueden quitar su residencia permanente legal, pero solo un juez de inmigración puede tomar esta decisión.

Encuentre un abogado de confianza

Si es indocumentado o tiene preguntas sobre su condición migratoria, debería buscar inmediatamente un abogado de inmigración o a un representante acreditado del Departamento de Justicia para que lo represente y asesore. Las leyes de inmigración son complicadas y un abogado puede ayudarle a comprender si tiene algún recurso legal o si debería nombrar a un representante legal para sus hijos por si llega a ocurrir algo. Se estima que 1.2 millones de gente indocumentada podrían obtener algún tipo de solución legal para su condición migratoria, así que se recomienda que vaya a ver a un abogado.

Ponga su código postal para encontrar organizaciones que trabajan con inmigrantes y brindan servicios legales cerca de usted.

La American Immigration Lawyers Association (Asociación Americana de Abogados de Inmigración, AILA) ofrece una lista de abogados de inmigración licenciados en todos los estados del país. Haga clic aquí para acceder una lista de abogados y encuentra uno cerca de usted ingresando su código postal.

El National Immigration Project (Proyecto Nacional de Inmigración) del National Lawyers Guild (Gremio Nacional de Abogados) también mantiene una lista de abogados de inmigración licenciados, clasificados por estado. Haga clic aquí para ver esa lista.

Por último, el American Bar Association (Colegio de Abogados de Estados Unidos) tiene un sitio web de abogados que atienden sin cargo y respuestas gratis a preguntas legales comunes. Haga clic aquí para ver esa lista.

En muchos países de América Latina y Europa, un notario público es el equivalente de un abogado y está calificado para asesorar y representar a clientes ante el gobierno. No obstante, en los EE.UU., un notario público (notary public) solo está calificado para atestiguar la firma de formularios. En EE.UU., los notarios públicos NO son abogados y no pueden representar a alguien en la corte, aunque puedan hacerles creer a sus clientes que sí pueden.

Tenga cuidado al buscar ayuda legal: solo porque alguien diga que le puede ayudar, eso no quiere decir que esté calificado para brindar asesoramiento legal o completar correctamente las solicitudes de inmigración importantes. En algunos casos, la gente que confía en un notario recibe asesoramiento legal incorrecto o documentos mal completados creando demoras prolongadas de procesamiento, cuotas adicionales o incluso la deportación. Los notarios no son abogados. Solo un abogado licenciado o un individuo acreditado por el Department of Justice (Departamento de Justicia) para practicar la abogacía ante El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS)  y las cortes de inmigración puede proporcionarle asesoramiento legal.

Hay aquí algunas cosas importantes que considerar al buscar ayuda legal con asuntos de inmigración:

  • Verifique las credenciales: El individuo que le ofrece asesoramiento legal tiene que ser un abogado licenciado o acreditado por el Departamento de Justicia para brindar ayuda legal con inmigración. Antes de elegir a alguien para que le ayude con su caso de inmigración, verifique sus credenciales consultando la lista de abogados al día del Colegio de Abogados de California o la Lista de representantes autorizados y organizaciones reconocidas del DOJ. También puede pedirle al individuo que le muestre sus credenciales; no debería oponer ningún reparo.
  • Pagos: USCIS no acepta pago por Western Union, Paypal, teléfono o email, y nunca le pedirá que transfiera dinero a un individuo. Si recibe un pedido de este tipo, es probable que sea fraude y debería obtener ayuda adicional de una organización sin fines de lucro o abogado licenciado de la zona inmediatamente.
  • Formularios de USCIS: Nunca pague a un sitio web o individuo para descargar o acceder un formulario de USCIS. Los formularios de USCIS siempre son gratis y se pueden descargar del sitio web de USCIS. También puede recoger formularios gratis en la oficina local de USCIS o encargarlos por teléfono al 800-870-3676.
  • ¿Demasiado bueno para ser cierto? Si un notario le dice que tiene conexiones en el gobierno o en centros de procesamiento de inmigración que acelerarán la aprobación de su solicitud, probablemente sea una estafa. Similarmente, si un abogado licenciado le dijo previamente que no es elegible para ciertos formularios de regularización migratoria, y un notario le dice que conoce otro método secreto para hacerlo, no le crea.
  • Contrato del caso y actualizaciones: Tiene derecho a recibir un contrato escrito de su abogado donde se explica el trabajo que va a hacer y todas las cuotas y gastos pertinentes. Si llega a cambiar cualquier detalle de sus términos, es importante que el cambio se haga por escrito. No se olvide además de solicitar un recibo de todos los pagos que hizo.
  • Solicitudes: No firme solicitudes que contienen información falsa o estén en blanco. Pida siempre un comprobante de que los documentos han sido presentados pidiendo una copia del recibo de presentación del gobierno.

Si un notario le causó daño, puede denunciarlo aquí para impedir que se aproveche de otros.

Fuente: USCIS Avoid Scams (USCIS – Evite las estafas); Stop Notario Fraud (Pare el fraude de notarios)

Cómo preparar a su familia

Si es indocumentado o tiene preguntas sobre su condición migratoria, debería buscar inmediatamente un abogado de inmigración o a un representante acreditado del Departamento de Justicia para que lo represente y asesore. Las leyes de inmigración son complicadas y un abogado puede ayudarle a comprender si tiene algún recurso legal o si debería nombrar a un representante legal para sus hijos por si llega a ocurrir algo. Se estima que 1.2 millones de gente indocumentada podrían obtener algún tipo de solución legal para su condición migratoria, así que se recomienda que vaya a ver a un abogado. 

Encuentra más materiales y recursos en encuentre un abogado de confianza.

Todas las familias, independientemente de su estado migratorio, deberían tener un plan de preparación en caso de emergencia. Los planes de preparación familiar son una colección de documentos e información importante sobre la historia clínica de cada miembro de la familia, preferencias de cuidado para los hijos, números del Seguro Social, asuntos financieros, etc. Un plan de preparación también propone acciones inmediatas y de largo plazo a tomar si un miembro de la familia es detenido o corre riesgo. Si se elabora este plan adelantado, reducirá su nivel de estrés y su familia tendrá un mejor futuro.

Encuentra más materiales y recursos en pasos para preparar a su familia.